03
- junio
2020
Posted By : lcardaba
iGalvanic 3.0

En 2017 ifi-Audio lanza el iGalvanic, con la intención de introducir un elemento en la cadena hi-fi que rompa los conocidos “ground-loops” o lazos de tierra. Según el fabricante evita los acoplamientos de ruido en aplicaciones que requieran alta velocidad, como el caso de USB 3.0, mejorando la calidad sónica.

igalvanic 3.0

Su aplicación más evidente sería situarlo entre nuestro HTPC y el DAC a través de una conexión USB3 o bien USB2, la que tengamos disponible.

Hay que tener en cuenta que el iGalvanic puede suministrar solamente 900 mA de corriente al DAC, así que si nuestro DAC necesita más corriente, no podremos utilizar iGalvanic.

La primera comprobación, por tanto, y antes de adquirir el iGalvanic, es mirar cuál es el consumo de la boca USB de nuestro DAC. Este dato lo suelen dar los fabricantes, y si no, tendremos que recurrir a un medidor de corriente de los muchos que están disponibles en internet, como el ejemplo que os pongo:

iGalvanic Medidor de corriente USB

Este aparatito dispone de una boca de entrada tipo A (macho) y una boca de salida tipo A (hembra). En la foto solamente se aprecia la boca macho, la boca hembra está en el lado opuesto y no se ve porque está embutida.

Insertando el medidor entre el HTPC y nuestro DAC obtendremos con buena aproximación cual es el consumo en corriente de nuestro DAC.

Acoplamiento galvánico

Aquí está el meollo de la cuestión. De hecho el iGalvanic se ha diseñado para esto, para aislar galvánicamente las tierras. Pero, ¿Qué es un aislamiento galvánico? Literalmente, quiere decir que no hay conexión “metálica” entre dos puntos, que es lo que sucede, por ejemplo, entre los bobinados primario y secundario de un transformador.

Pongamos un ejemplo: Imaginemos un trafo de 230V de tensión primaria y un secundario de 25V. El transformador ha “transformado” los 230 volts de la red en 25 volts. Y no sólo eso: ha aislado galvánicamente una tensión de otra. No hay conexión “metálica” (galvánica) entre un circuito y otro. Esto se puede comprobar con un óhmetro.

El transformador funciona mediante acoplamiento magnético, por inducción, a través del núcleo, e induce 25 volts en el secundario cuando en el primario tenemos 230 volts.

Un acoplamiento magnético no es galvánico porque no hay una conexión metálica de por medio.

El transformador no es el único modo de conseguir un aislamiento galvánico. Se puede hacer mediante un optoacoplador y también mediante relés.

Las tierras

La toma de tierra de los equipos se suele hacer mediante un enchufe tipo schuko:

Schuko
Schuko

Esto ocasiona que todos los equipos estén conectados, además de por las conexiones de señal (por RCA) o por USB, por su hilo de tierra. Esta duplicidad de vías o caminos por donde puede viajar la señal son los que ocasionan los conocidos bucles de tierra.

En el manual de usuario del iGalvanic se menciona de pasada y como pasando de puntillas el tema de las tierras. Concretamente, se dice:

El manual de usuario no especifica más. En las siguiente líneas trataré de ampliar y explicar estos conceptos. Para ello, vamos a considerar solamente el HTPC, el DAC y el iGalvanic que conecta a ambos.

1. Sin tierra

En esta configuración no hay ningún aparato con conexión a tierra. Para ser correctos, si un aparato no tiene conexión a tierra tiene que ser de doble aislamiento, según la normativa eléctrica en vigor. Esto lo representamos mediante un doble cuadrado.

iGalvanic sin tierras

El PC / HTPC está aislado de tierra y el DAC también, por lo que GND1 y GND2 permanecen aisladas una de otra y el iGalvanic cumple su función. Nótese que no se hace referencia a posteriores conexiones como las de un amplificador o un preamp, que sí podrían estar conectados a tierra, pero no los incluyo por no liar el asunto.

Recordemos que la función de iGalvanic es aislar la tierra de la fuente (PC) de la tierra del DAC. Lo que ocurra después no afecta al iGalvanic porque GND1 está aislada.

A pesar de todo esto, ifi-Audio califica esta conexión como sub-óptima, supongo que porque si no tenemos conexión a tierra en ningún punto tenemos un posible problema de seguridad salvo que todos los aparatos sean de doble aislamiento, cosa improbable en un PC o un amplificador, no tanto en un DAC.

2. Una tierra

Esta es la configuración óptima según ifi-Audio. En ella, solamente tenemos una tierra y no rompemos el aislamiento galvánico. Habría dos casos posibles:

2.1 La tierra está al lado del PC:

iGalvanic con uUna tierra. Caso 1
Configuración 2.1

2.2 La tierra está al lado del DAC:

iGalvanic con una tierra. Caso 2
Configuración 2.2

La configuración 2.1 es menos segura que la 2.2 porque si tenemos más aparatos conectados (preamp, amp, etc.) y alguno de ellos tiene conexión a tierra rompemos el aislamiento galvánico, mientras que en la configuración 2.2 no se romperá.

3. Múltiples tierras

A mi modo de ver, esta es la peor situación de las tres, pues de entrada ya estamos rompiendo el aislamiento galvánico:

iGalvanic con múltiples tierras

La tierra del PC y la tierra del DAC se unen mediante el schuko de alimentación y rompen el aislamiento galvánico.

Resumen

El tema de los acoplamientos y bucles de tierra son problemas recurrentes en audio porque no son fáciles de ver si no se tiene alguna experiencia en el tema. Algunas veces una mala implementación de las tierras en uno de los aparatos, a nivel interno, ocasionará problemas de zumbidos.

La inclusión de un iGalvanic, si está correctamente configurado, es una mejora sustancial en la calidad de sonido, añadiendo limpieza y precisión tímbrica y de imagen sonora.

Más información del iGalvanic en ifi-Audio

Deja una respuesta